Este horario me mata

Mantener los horarios actuales es insostenible en muchos casos porque nos quema. Tenemos grandes desplazamientos que a veces llevan horas para ir a trabajar. Tenemos una vida personal con familia, deportes, amigos, ocio de la que disfrutamos poco o casi nada y el resultados es sentirnos exhaustos, agotados, apáticos y acabar odiando el trabajo que en realidad debería proporcionarnos felicidad. Tanto si eres un profesional independiente como si trabajas en una empresa, es importante que tu horario no te queme y que así tu trabajo no se convierta en un infierno. 

horario infernal

Algunos datos interesantes sobre horario y jornadas laborales

  • Múltiples estudios e investigaciones científicas diagnostican la invalidez de las largas jornadas de trabajo, generando problemas de salud (depresión, ansiedad, problemas cardiovasculares, insomnio, problemas musculares…) y una menor productividad.

Un esfuerzo puntual trabajando más horas es sostenible. Que eso sea lo habitual, es contraproducente para la persona y para la empresa.

  • El país que mejor ha capeado la crisis en la OCDE, ha sido Alemania donde curiosamente se trabajan menos horas por cabeza. Sin embargo, todos sus datos económicos (producción, tasa de paro, competitividad) son admirados y deseados  en el resto de países desarrollados.
No se trata de echarle muchas horas al trabajo, sino de trabajar bien. Clic para tuitear
  • En países del norte de Europa y países anglosajones, la jornada suele llegar a las 5.30 ó 6 de la tarde. Mientras en España es habitual que se extienda hacia las 7 u 8 de la tarde-noche.  ¿cuánto tiempo y ganas queda para la vida personal?
  • La cultura de calentar la silla que algunos jefes valoran especialmente (el presentismo), ha propicidado que en España, las jornadas se alarguen.
Las largas jornadas de trabajo sí derivan en improductividad y problemas de salud #disfrutoloquehago Clic para tuitear
  • La tecnología nos aporta soluciones que a veces, también son una trampa. Disponer de un portátil o un smartphone para trabajar desde casa, hace que incluso cuando sales de la oficina, sigas trabajando. Hemos de ser conscientes y responsables para ser los primeros en decir “basta” y establecer horarios de trabajo. Si tú no pones tus propios límites ¿por qué tendría que hacerlo la empresa?
  • Según un estudio de Adecco, para el 75,4% de los trabajadores, la responsabilidad de un mayor cargo y el salario que conlleva, no son sinónimos de mayor felicidad laboral.
  • Una de las razones por las que much@s profesionales se han salido de las empresas para emprender su propio negocio, es el poder disponer de sus horarios de trabajo con libertad. Sin embargo, lo que inicialmente puede ser un aliciente, suele convertirse en una trampa cuando no se tiene una disciplina.

 

Alternativas a los horarios actuales

En definitiva, las empresas han de comenzar a tomar conciencia de que una jornada más larga no implica más productividad y que los colaboradores, valoran cada día más el poder conciliar su vida personal y profesional. Además es importante analizar las bajas que se producen por sobreesfuerzos y el coste que tienen.

Ajustar las jornadas racionalmente ayuda a mejorar el engagement del colaborador con la empresa,… Clic para tuitear

En cuanto a la responsabilidad de las empresas, Javier Cantera proponía una solución muy aceptable bajo mi punto de vista hace unos días en un artículo en RRHH Digital . “Yo lo llamo el debate de las 3D que consiste en valorar tu tiempo en una aproximación al modelo del trabajo. Dedicación se refiere al horario que me encuentro trabajando, disponibilidad se refiere al horario que no estoy trabajando pero puedo atender peticiones de trabajar y el desenganche es el horario que no trabajo y no respondo”. El control horario es una herramienta de gestión personal y una exposición de tu compromiso. Ser más líder porque no se puede dirigir desde el status sino desde el rol”.

Hay que ganarse la capacidad de influir por lo que compartes, lo que dices y lo que puedes exponer con tu ejemplo. Cuanto más tecnología, flexibilidad horaria, smart working más auténtico tiene que ser un líder y la empresa.

En cuanto a tu responsabilidad como profesional, la experta en Organización y Planificación en el trabajo, Laura Echevarrieta, nos da algunas claves sobre cómo hacer que tu jornada sea productiva.

  1. Pon un fin en tu mente. Trabaja con la mente centrada en qué quieres y qué es lo más importante. Enfócate.
  2. Haz primero lo primero. Céntrate en aquello que de verdad es importante y prioritario, aquello que te va a llevar a donde quieres ir. Aparta para más tarde las tareas que te aportan menos valor y si puedes delega todo lo rutinario.
  3. Pon dos o tres cosas en tu agenda. El que mucho quiere abarcar, poco aprieta y además se estresa. Así sentirás la satisfacción de haber hecho lo importante (clave 2) y podrás ir añadiendo más tareas.
  4. Rétate. Sal de tu zona de confort.
  5. Ley de Parkinson. ¿eres de los que por mucho tiempo tengas para hacer algo siempre lo entregas a última hora?.  Ponte tiempos realistas y al mismo tiempo retadores para que puedas liberarte tiempo.
  6. Acaba lo que empiezas. Sólo empieza algo si realmente te comprometes a terminarlo. Si no, al final tendrás mil cosas a medias y una sensación de “esto nunca termina”
  7. Cronométrate. Para establecer una agenda realista, necesitas saber cuánto tardas en hacer algo. Utiliza el Método Pomodoro para controlar tus tiempos de trabajo.
  8. Gestiona bien tu correo electrónico y las redes sociales. Establecer un tiempo y horario para el email y las redes sociales o te enredarás.
  9. Celebra tus logros. Es importante reconocer tu trabajo y esfuerzo. Esperamos reconocimiento de los demás pero ¿qué hay del nuestro propio?

Espero que estas claves te hayan sido útiles y te ayuden a reflexionar sobre qué cambios puedes hacer bien en tu organización o bien contigo mism@ para que disfruten y disfrutes más de tu trabajo.

Feliz marca personal

Eva Luque

Coach de Marca Personal y Trainer en Felicidad
#disfrutoloquehago #yomarcomimarca
www.evaluque.com

Compártelo!
Compartir:

Deja un comentario