Liderazgo positivo y jefes leones

Si vemos a nuestr@ jefe-a como un león, como alguien que nos amenaza, nuestro cerebro se mantiene en estado de alerta para poder defenderse de esa amenaza. Esto, disminuye la concentración plena en el trabajo. ¿Qué hace que unas personas sean consideradas leones y otras no o que unas personas sean más propensas a ver a sus jefes como leones?. ¿Tiene que ser el trabajo un lugar de depredadores y presas para que realmente sea efectivo y rentable?. El liderazgo positivo.

Como hemos visto en otras entradas, nuestra unidad cuerpo-cerebro-mente, está altamente capacitada para cuidar ante todo de nuestra supervivencia. Debe ser capaz de detectar rápidamente amenazas y recompensas en nuestro medio ambiente. Y por supuesto, el trabajo es un medio ambiente en el que se producen ambas. ¿Cuáles son los recursos que podemos aplicar en el ámbito empresarial para activar liderazgo positivo con respuestas de recompensa y minimizar las de amenaza?.

DOS NECESIDADES BASICAS

Los seres humanos tenemos dos necesidades básicas para poder sentirnos en un entorno seguro y por tanto poder centrarnos en nuestro trabajo:

La necesidad de seguridad y certeza, liderazgo positivo intrapersonal

Cuando nos sentimos seguros, esa energía que utilizaríamos en situaciones de peligro en huir o enfrentarnos a la situación (llámese enemigo jefe león), la reservamos para los momentos en la que realmente la necesitamos o para recuperarnos de momentos de mayor demanda energética.

El liderazgo positivo actúa generando espacios de seguridad, espacios en los que el error es parte del aprendizaje, espacios en los que las personas saben exactamente qué se espera de ellas y espacios donde las personas puedan confiar las unas en las otras fomentando valores como el respeto, la cooperación, la confianza con una filosofía ganar-ganar-ganar.

La necesidad de forma parte – los vínculos, liderazgo positivo interpersonal

Tener confianza y seguridad está íntimamente relacionado con el grupo.

Estudios de la Universidad de California (UCLA) muestran que las vías del placer se activan en nuestro cerebro, cuando recibimos un reconocimiento social, del mismo modo que si recibiésemos una recompensa económica. Por tanto, una empresa que facilita el reconocimiento de sus colaboradores y cree en ellos, genera un mayor compromiso y mayor proactividad.

El reconocimiento genera compromiso y proactividad. Liderazgo positivo.

Reflexión final

Nuestro cerebro evalúa cualquier estímulo del mundo exterior para obtener información para detectar si está comprometida nuestra supervivencia. Por lo tanto, la seguridad es una cuestión fundamental para nuestro cerebro-mente. Y esa seguridad tiene que ver en gran medida con que nuestro entorno y los elementos que lo rodean sean seguros.

Es importante que el líder asegure un entorno lo suficientemente excitante como para que nuestra mente se active; lo suficientemente seguro como para que pueda centrarse en el estímulo en lugar de estar pendiente de por donde me van a caer los problemas.

  • ¿Qué situación o situaciones en tu trabajo te han mantenido alerta o preocupado en los últimos meses? ¿Ha afectado a alguien más de tu equipo?
  • ¿Qué coste ha tenido sobre tu rendimiento, el del equipo y sobre el clima de trabajo?
  • ¿Qué se podría hacer para cambiar o mitigar esa situación o situaciones?
  • ¿Hay un verdadero reconocimiento del compromiso de los colaboradores en tu empresa? ¿Cómo se hace? ¿Cómo influye en el trabajo? ¿Se podría mejorar la forma en que se hace? ¿Qué se podría hacer?

Espero que te haya sido interesante y útil. Será un placer que incluyas tus comentarios y experiencias al respecto y si lo que consideras oportuno, comparte para que otras personas conozcan más sobre el cerebro y la mente y puedan liderarse mejor a sí mismos y a los demás.

Gracias y Feliz semana,

Eva Luque
Coach de Marca Personal y Trainer en Felicidad
#disfrutoloquehago #yomarcomimarca
www.evaluque.com

Compártelo!
Compartir:

Deja un comentario