EMPLOYER BRANDING COMO EXPERIENCIA EMPLEADO

¿Employer branding como experiencia empleado?, ¿Qué relación tienen ambos términos?. Paciencia, que me explico.

Recuerda una experiencia positiva que hayas tenido a lo largo de tu vida profesional. Por ejemplo, esa vez que te llamaron para decirte que habías conseguido el trabajo que deseabas, o cuando te ascendieron, cuando te marchaste de la empresa y te hicieron una despedida inolvidable o quizás cuando te felicitaron por algo que hiciste realmente bien… ¡Alto! … ¿la tienes ya?. Tómate un tiempo… ¡Genial! Ahora recuerda: ¿Qué pasó? ¿Qué te dijeron? ¿Cómo te sentiste? ¿Se lo contaste a alguien?

Experiencia Empleado

Son las experiencias que nos impactan positivamente, las experiencias ¡wow!, las que nos generan una huella de memoria emocional que hacen que las recordemos como positivas y queramos compartirla con los demás.

trabajar en una empresa es un viaje lleno de emociones que nos marcan

Cuando planeas un viaje, todo comienza en el momento en que buscas información sobre tu destino. Ves opciones, indagas qué te ofrecen y qué experiencias han tenido otros «viajeros». Comparas y eliges. Con el trabajo, ocurre lo mismo. La primera experiencia que tenemos con nuestra empresa, es cuando nos encontramos su oferta de empleo y qué nos ofrecen. Si nos apasiona, hará que la escojamos y comencemos con buen pie el viaje.

Employer Branding

Eso es el employer branding o marca empleadora. Crear una experiencia lo más atractiva posible para que el talento que necesitamos, nos elija.

¿Qué importancia consideras tú que tiene el employer branding como estrategia para las empresas?. A ver, piensa, ¿cómo de importante crees que es para las empresas?. Según el estudio de Universum, “2020 Outlook: The Future Of Employer Branding”, ¡hasta un 62% de las empresas, consideran el employer branding como una prioridad empresarial!.

Busque, compare y si encuentra algo mejor…

¿Recuerdas este eslogan?. Si es así, es porque ya tienes unos años, como yo 😉 . Si no lo conoces, te lo resumo. Manuel Luque (no es mi primo). Director general de Camp. Ofrecía productos de la compañía. Explicaba sus virtudes y porqué eran la mejor solución. Sin embargo, hacía una invitación. Algo así como pero no me creas «busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo«.

Antes, cuando las compañías nos anunciaban una oferta de empleo, nos las vendían muy bien, pero como en el caso de los productos, hasta que no los pruebas, no sabes de su verdadera calidad. Ahora, gracias a las reseñas y valoraciones de «otros consumidores» que han estado o que están en las empresas, podemos saber de antemano qué nos podemos encontrar, conocer su reputación.

Reputación transparente

Cada vez es más transparente lo que se «cuece» dentro de una empresa. Las plataformas como LinkedIn, Indeed y Glassdoor, hace que sea mucho más fácil para los potenciales empleados evaluar el EX de las empresas como dice Manu Romero, de Departamento de Felicidad.

La clave es pues, cuidar al máximo ese primer contacto que los futuros colaboradores tengan con la empresa. Así, cuando busquen y comparen, seremos nosotros lo mejor que encuentren. Y para ello, es fundamental desarrollar una estrategia de Employer Branding.

Estrategia Employer Branding en 7 pasos

Hasta ahora, hemos visto:

  1. La importancia de generar experiencias ¡Wow! como Experiencia Empleado en la aventura, en el viaje, de trabajar en una empresa.
  2. Que cuando alguien busca empleo y conecta con nuestra empresa, es la primera oportunidad para generar una experiencia ¡wow!.
  3. Que cada vez es más transparente lo que se cuece en las organizaciones porque son las propias personas que han trabajado y trabajan en ellas, las que lo cuentan.

Por todo ello, es importante tener una buena estrategia, un plan de employer branding que apoye a los responsables del reclutamiento de la empresa y facilite su trabajo, para que nuestra propuesta de valor sea atractiva y se desarrolle como estrategia de marca empleadora generando una experiencia empleado Wow desde el primer momento.

Y ¿cómo se genera esa estrategia de employer branding?. En resumen, se compone de lo siguiente:

1. Definir claramente el objetivo.

Analizar dónde estamos ahora y a dónde queremos llegar. ¿Qué es lo que buscamos creando este plan, para qué lo hacemos?, ¿Qué es lo que queremos transmitir?, ¿Quiénes somos nosotros como marca empleadora?, ¿Qué tipo de personas queremos atraer a nuestra organización?, ¿Cuáles son los valores que nos definen?, ¿Cómo trasladamos esos valores a nuestro trabajo?, ¿Cuál es nuestra misión?, ¿por qué hacemos lo que hacemos?.

2. Crear un equipo especializado.

Quiénes nos van a acompañar en este viaje, tanto empresas externas especializadas, como personas de la propia organización (Marketing, Comunicación, Community Manager, Responsables de Personas, Talento y Valores..). Ah, y si son personas de la empresa, darles las herramientas, apoyo y formación que necesiten, para que puedan hacerlo y hacerlo muy bien.

3. Establecer los Skateholders o grupos de interés.

A quién vamos a tener en cuenta. Evidentemente, a nuestros empleados actuales y a nuestros potenciales empleados. Pero también puede que sea interesante incluir a proveedores, inversores, sindicatos, entidades públicas o medios de comunicación… por ejemplo.

 4. Desarrollar una propuesta de valor o “Employee Value Proposition» (EVP) acorde a nuestro objetivo definido en el paso 1.

Es una declaración sobre lo que ofrecemos a nuestros actuales y potenciales colaboradores, porqué un empleado debería trabajar con nosotros y no con otra empresa y que es lo que nos hace únicos.

5. Elegir los canales tanto internos como externos para hacer llegar nuestra propuesta de valor.

Dónde podemos encontrar y conectar con nuestros skateholders: intranet, red social de la empresa, muro o tablón de anuncios, reuniones de equipo, web, linkedin, publicidad en las marquesinas de autobús, en las fachadas de edificios, en prensa, radio, televisión, canales de youtube…

6. Planificar las acciones que vamos a llevar a cabo.

Qué, quién, cuándo, cómo, a quién.

7. Definir los KPI, los mecanismos de medición y de evaluación.

Cuáles serán los indicadores que nos servirán para medir si se están cumpliendo nuestros objetivos y en qué medida. Medir, analizar, revisar y como los GPS, si nos hemos equivocado de camino, reconducirnos.

Algunos ejemplos para tu estrategia de Employer Branding

Hay empresas que se toman muy en serio esto del employer branding incluyéndola en su estrategia de marca personal porque saben que les va mucho en ello. La cultura de empresa, se consolida atrayendo a las personas adecuadas, con talento y compromiso. Así que es importante generar una imagen atractiva, clara, que transmita quiénes somos, qué hacemos y por qué somos una buena idea para ti el trabajar con nosotros.

Para ello, te dejo algunas ideas que vienen implementando las empresas y que a mi modo de ver, dan muy buenos resultados:

  1. Crear una página de empleo corporativa fascinante. En la que cuentes la historia de la empresa, la cultura, los valores, muestres a tu equipo en su día a día, qué van a encontrar al incorporarse, cómo pueden crecer en vuestra compañía, qué oportunidades se van a encontrar, cuál es vuestro plan de bienvenida, cómo os organizáis, cómo os divertís… Para que sea aún más atractivo, puedes incluir vídeos, imágenes, animaciones o infografías.
  2. Que las ofertas que publiques inviten realmente a querer formar parte de tu organización. Que además de explicar en qué consiste el puesto, comuniquen también con el corazón, que enamoren.
  3. Grabar vídeos con testimonios de colaboradores, compartiendo su experiencia y porqué recomiendan trabajar con vosotros.
  4. Crear un vídeo corporativo impactante, emocionante (recuerda la importancia de las emociones) y porqué no, divertido. Acuérdate de tener en cuenta a los skateholders que has definido.
  5. Jornadas de puertas abiertas para que os puedan conocer.
  6. Realizar eventos o participar en jornadas y ferias de empleo como las que organizan universidades, escuelas de negocio o recluiters como jobmadrid o jobarcelona para daros a conocer y para .
  7. Crear un programa de embajadores de marca y formar a tus colabores para que aquellos trabajadores que lo deseen, se conviertan en tus embajadores, en las personas que se sientan orgullosas de trabajar en la empresa y la recomienden.

Estas son algunas ideas pero seguro que a ti se te ocurren más. ¿Quieres compartirlas?. Será genial escucharlas. Y si te has animado a poner en marcha tu proyecto de employer branding como propuesta de valor para que el comienzo de la experiencia empleado en ese viaje que es formar parte de tu empresa, tenga un comienzo feliz, estoy aquí para cualquier consulta que desees.

El futuro del employer branding

Como una imagen vale más que mil palabras y este post ya me está quedando más bien largo, os comparto una gráfica con los resultados a la pregunta ¿Cómo de fuerte es la conexión entre tu marca consumidor y tu marca empleador?. Como se puede observar, la mayoría de las empresas consideran que existe una conexión actualmente pero que a cinco años será aún más fuerte. Y es que la experiencia que viven los empleados, influye en la experiencia de los clientes. Es decir, que si tratas bien a tu gente, ellos tratarán bien a tus clientes y por tanto, la empresa ganará más.

Extraído de la infografía sobre el informe de universum citado anteriormente

Gracias por tu interés en estos temas que ayudan a tu empresa a posicionarse mejor, a obtener mejor talento y personas comprometidas con la cultura de tu empresa y a las personas que trabajan contigo, a sentirse más cuidados, a conocer realmente qué puede esperar de vosotros y a disfrutar más y mejor de su trabajo cuando se incorpora al equipo. Gracias por generar empresas más comprometidas con el bienestar y la felicidad.

Eva Luque
Coach de Marca Personal y Trainer en Felicidad
+34 605 150 409
hola@evaluque.com
#disfrutoloquehago #yomarcomimarca
www.evaluque.com

Compártelo!

Deja un comentario