Truco: cambia el estado de ánimo que no deseas en 5 minutos

Todos solemos tener momentos en el día o incluso días completos en los que estamos preocupados, triste, irritados.. en definitiva justo el estado que no necesitamos o buscamos. En esas ocasiones, lo mejor es cambiar ese estado rápidamente porque no suele ayudarnos a pensar, a conseguir lo que deseamos, a poder disfrutar de los momentos únicos, del presente. obcecados en nuestro estado de ánimo.

Hasta ahí todo claro, si quieres dejar de estar de una forma significa que has de pasar a otra forma diferente, pero ¿cómo hacer estos cambios de forma consciente?

  • Acepta que este tipo de estados forma parte de tu vida diaria y puede darse.
  • Acepta que te sientes como te sientes y el simple hecho de ser consciente de ello ya te está ayudando.
  • Asume que existen opciones. Se puede cambiar
  • Si eliges cambiarlo hay varias vías: mente y / o cuerpo

A TRAVÉS DE TU CUERPO. Cuerpo y mente están intimamente relacionados e interactúan uno sobre otro. Es decir, cuando tu cabeza está alta, tus ojos miran hacia arriba y tienes una sonrisa en los labios, es practicamente imposible estar triste. El cerebro procesa la sonrisa como estado de felicidad. Si lo que buscas es estar relajado, envía mensajes de relajación consciente a tu cuerpo comenzando desde los pies hasta terminar en la cabeza. Busca tu sistema para acompasar tu cuerpo con el estado de ánimo que te gustaría tener.

A TRAVÉS DE TU PENSAMIENTO, hazte las siguientes preguntas:

1. ¿Me está siendo útil estar … ? (aquí tu estado de ánimo: nervioso, enfadado, triste…). Puede ser útil en algún sentido, es decir puedes estar nervioso porque vas a entrar a una entrevista de trabajo y es bueno que estés alerta a las preguntas que te están haciendo para dar las mejores respuestas y no omitir información importante, pero evidentemente entrar muy nervioso puede denotar inseguridad, falta de control de las emociones, puede provocar bloqueos en tu memoria, etc. Detecta en qué medida te es útil ese estado de ánimo.

2. ¿Qué me sería más útil?. En el caso de la entrevista, podría ser más útil estar más relajado y confiar en ti mismo, pensar soy el mejor candidato para este puesto, tengo habilidades muy buenas y experiencia, soy entusiasta y estoy capacitado.

3. ¿Qué tendría que hacer para cambiarlo (al estado útil)?. Busca en ti mismo qué te ayudaría, cada persona somos diferentes, a unas nos relaja o nos anima una buena canción, a otros pensar en los momentos en que me he sentido con ese estado que ahora busco y necesito, a otros mirar la foto de nuestro bebé o nuestra pareja, o hacer una relajación profunda, o dar un paseo, o llamar a un amigo que siempre te alegra. Dentro de ti está la respuesta.

Para mí el descubrimiento de estas preguntas fue todo un regalo. Me han ayudado a salir de momentos de enfado sin razón, de miedos que me bloqueaban, y me han ayudado a vivir de forma más relajada disfrutando de la vida. Si por ejemplo quieres dejar de sentirse malhumorado, tendrás que cambiar tu fisonomía y tus pensamientos negativos y pensar qué aprendizaje puedes sacar, qué nuevas oportunidades se te ofrecen. Todo lo que necesitas está dentro de tí, búscalo y sácalo fuera.

Compártelo!
Compartir:

comments (4)

Raúl
26 abril, 2012 Reply

Que facil es, leyendo este blog.
Gracias por dar luz en mis momentos de oscuridad.
Sigue asi.

Raúl
26 abril, 2012 Reply

Que facil es, leyendo este blog.
Gracias por dar luz en mis momentos de oscuridad.
Sigue asi.

Deja un comentario