Mi regalo para ti esta Navidad

¿Sabes de dónde vienen las costumbres de los regalos en Navidad?. 

Su origen es del tiempo de los romanos. Para la fiesta de las Celendas o Año nuevo romano, era costumbre intercambiar regalos para simbolizar buenos deseos.

En un principio, los presentes eran ramas verdes llamadas “estrenas”(curioso nombre en español para un regalo ¿verdad? “estrenas”). Este nombre venía de la diosa de la salud “Estrenia”. Las ramas eran símbolos de la vida, salud y vigor.

Pronto a la costumbre de las estrenas se añadió otras cosas agradables al paladar como higos, miel, dátiles, nueces… y más tarde, pasaron a incluir monedas llamadas “saturnalicias” con la imagen del dios Janus. Después las monedas fueron reemplazadas por muñecas, lámparasdecoradas con símbolos de buena fortuna… 

X Edicion TMF – MADRID_Navidad

En la época del Cristianismo se introdujo como conmemoración a los regalos que los Reyes Magos hicieron al Niño Jesús. 
Mi regalo para esta Navidad

Mi regalo para esta Navidad

estrena

 Como símbolo del origen de los regalos en esta época del año, te hago llegar mi rama verde, esa “estrena” de la época de los romanos para simbolizar mi deseo de salud, vida y vigor para ti.

Sería hermoso que en estas Navidades volviésemos al origen de la época de los romanos y nuestros regalos, simbolizasen nuestros deseos de vida, salud y buena fortuna para las personas a las que queremos regalar. 
Esa visita inesperada a tus abuelos, tus padres o tus tíos si aún disfrutas de ellos, ese juego de mesa de toda una tarde con tus hijos y tu pareja, ese café interminable con la amiga que se quedó en tu pueblo hace años o con ese amigo con el que pasabas horas estudiando y gracias a él aprobaste los exámenes. Deja que te cuenten, disfruta el momento porque ese, es probablemente, el mejor regalo. Ese, sí que es un regalo ecológico porque permanecerá siempre, se reciclará sólo cada vez que lo recordéis y lo único que necesitas, es VIDA.
Feliz Navidad de regalos con sentido.
Compártelo!
Categorías: BLOG
Compartir:

Deja un comentario